• eps
  • eps para mascotas
  • medicina prepagada para mascotas

ALEJA ACONSEJA: ¿CÓMO SÉ SI MI MASCOTA TIENE DOLOR?

Los médicos veterinarios afrontan un gran reto a la hora de diagnosticar las diferentes enfermedades de los animales pues, a diferencia de los humanos, nuestras mascotas no pueden decirnos con exactitud dónde les duele o qué sienten. A pesar de esto, largos años de estudio permiten tener ciertos métodos para identificar algunas dolencias y las posibles causas sumado a múltiples exámenes, no obstante, como propietario de mascotas, debes entender algunos signos de enfermedad para alertarte y llevar a tu mascota al médico veterinario, dentro de estos encontramos el dolor. A continuación te mostraré algunas técnicas básicas que te ayudarán a saber si tu mascota está adolorida, esto te guiará para tener una idea más clara de la gravedad de su estado y lo que debes contarle al médico al asistir a consulta.URGENCIAS VETERINARIAS 24 HORAS

1. OBSERVA

Es tal vez una de las formas más fáciles de hallar una condición anormal en tu mascota pero al mismo tiempo una de las más inespecíficas. Poner especial cuidado a los movimientos de tu mascota es importante para detectar anormalidades que pueden ser causadas por dolor. Cualquier cambio en su manera de moverse y desenvolverse puede ser signo de que algo anda mal. Estos son los principales cambios que pueden estar asociados a dolor:

  • Cojera: al caminar tu perro o gato no muestran sincronía, no apoyan o arrastran alguna de sus patitas, mueven la cadera de forma exagerada, saltan cuando dan un paso o suben y bajan la cabeza de manera anormal al andar.  
  • Disminución en la capacidad de realizar ciertos movimientos: subirse a algún mueble, subir escaleras, dificultad para saltar o pararse en dos patas e incluso si se niega a moverse.
  • Posición de “rezo”: se refiere a la posición que se da cuando tu mascota pone el pecho en el suelo dejando las patas traseras “de pie” y las delanteras totalmente estiradas como en la imagen mostrada a continuación. Esta posición suele darse al “desperezarse” pero si se presenta muy seguido acompañado de pujos o quejidos, es indicativo de incomodidad o dolor abdominal.URGENCIAS VETERINARIAS 24 HORAS
  • Depresión y anorexia: cuando tu perro o gato parecen no actuar con la misma energía que lo caracteriza, permanece acostado o no responde a los estímulos excitantes como la comida o premios y puede evitar alimentarse normalmente.
  • Lamido constante: si hay lamido recurrente en una zona en específico, presta atención, pues además de poder indicar dolor genera problemas en la piel que pueden terminar siendo muy graves.
  • Agresividad o miedo: si tu mascota normalmente es cariñosa y amistosa y empieza a mostrarse agresiva o se esconde cuando se acercan a ella.URGENCIAS VETERINARIAS 24 HORAS
2. ESCUCHA

Los sonidos que pueden emitir tanto caninos como felinos son diversos y pueden ser señal de expresiones de amor, emoción, miedo, tristeza y también dolor. Algunas expresiones de eventos dolorosos pueden ser confusas, pero si las relacionas con otros síntomas puedes llegar a concluir que se trata de un proceso de algesia.URGE

  • Chillidos: todos reconocemos el chillido de nuestra mascota, que en muchas ocasiones puede llegar a ser muy fuerte y agudo. No obstante, muchos perros y gatos tienden a producir estos sonidos cuando están felices o tristes, por este motivo es importante diferenciar el momento en el que se está generando. Si tu mascota no está expuesta a una situación emocionante o donde se encuentre solo y asustado, y presenta chillidos al caminar, al moverse e incluso si está inmóvil, debes alertarte.
  • Pujidos: se presentan de manera que parece que tu mascota hace fuerza con su abdomen y músculos en general, reteniendo el aire y generando un pequeño sonido al soltar la respiración rápidamente. Este es uno de los signos más seguros para indicar que tu mascota presenta algún tipo de dolor.
  • Gruñidos: si se presentan al tocar una zona de su cuerpo, cuando se acerca una persona o animal (en caso de ser un animal dócil), o cuando realiza algún movimiento normal.
3. TOCA

Esta etapa debe ser especialmente realizada por un médico veterinario, pues si tocas de una manera inadecuada puedes generar dolor innecesario o incluso una lesión grave. No obstante si notas que al consentir o jugar con tu mascota presenta algún tipo de reacción exagerada al tacto, como cualquiera de los sonidos que te mencioné anteriormente, te muerde o huye, es muy probable que la zona que tocaste tenga algún tipo de dolor o incomodidad.


¿Quieres saber más? Escríbenos sugiriendo temas de tu interés, queremos ofrecerte los mejores consejos para el cuidado de tu mascota.


Si quieres conocer casos de éxito y más información semanal, suscríbete a nuestro Blog.


Y recuerda que todas las mascotas, son de Raza.

comments
0
Nueva llamada a la acción