• eps
  • eps para mascotas
  • medicina prepagada para mascotas

¿CÓMO SABER QUÉ MI PERRO TIENE TOS DE LAS PERRERAS?

La traqueobronquitis infecciosa o popularmente conocida como tos de las perreras, es una de las enfermedades infecciosas más comunes en perros, afectando desde cachorros hasta perros adultos. Acompáñanos y descubre como identificar esta enfermedad.

Esta enfermedad afecta las vías aéreas y tiene una amplia distribución, estando presente en casi la totalidad del mundo, se considera que todos los perros la padecen en algún momento de su vida.

¿Cuáles son los síntomas que la caracterizan?

-Tos seca: Llegando a tener un ruido similar a una corneta. Este síntoma en particular es descrito por los cuidadores como si su mascota “estuviera atorada”. A continuación un vídeo que muestra como es la tos en los perros.

 

 

-Expectoración: Que es la expulsión de un líquido transparente acompañado de una espuma blanquecina, que suele ser confundida con vómitos.

-Descarga nasal: Esta suele ser de consistencia mucosa, y de coloración transparente, blanquecina y verdosa, esta última suele aparecer en casos en los que la infección se cronifica.

-En los casos menos graves, el estado de ánimo y el apetito suelen ser normales.

-En casos graves, los síntomas pueden progresar hacia la inapetencia, decaimiento, fiebre, dificultad respiratoria, neumonía y sin control, incluso la muerte.

Si bien debes acudir al veterinario cuando tu mascota presenta tos, es urgente que acudas de inmediato si esta se acompaña de perdida del apetito, debido a que este último síntoma puede indicar un proceso más grave como fiebre o el inicio de un cuadro neumónico.

Los síntomas mencionados anteriormente suelen presentarse entre 5 – 10 días después de haberse expuesto a los patógenos que causan la enfermedad. Esta enfermedad suele tener una duración aproximada de 1 – 3 semanas, llegando a cronificarse si la respuesta del organismo de nuestra mascota no es la adecuada.

Se considera que las mascotas que padecen la enfermedad pueden resultar contagiosas para otros perros aún con la desaparición de los síntomas, durante al menos 2 semanas.

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

Esta enfermedad es causada por uno o varios agentes infecciosos, incluso una combinación de estos. Entre estos patógenos encontramos virus como:

-El virus de la Parainfluenza Canina.

-Adenovirus Canino tipo 2.

-Virus de Moquillo Canino (Distemper canino). 

Te puede interesar: Moquillo, la enfermedad de los 1000 síntomas - Kiara, una batalla frente a parvovirus y moquillo.

Bacterias como:  

-Bordetella bronchiseptica, que puede ser el agente primario, o secundario en caso de que exista un daño previo del árbol respiratorio causado por un virus u otros patógenos.

-Micoplasma, que puede generar lesiones graves del tracto respiratorio.

Comúnmente la infección suele ser causada en conjunto por Bordetella, Adenovirus y Parainfluenza.

¿Cómo se transmite la tos de perreras?

Tanto los virus como bacterias que causan la enfermedad pueden viajar a través del aire, encontrándose de igual manera en la secreción pulmonar (flemas, secreción nasal) expulsadas por otros perros infectados. Estas secreciones que contienen virus y bacterias son distribuidas al medio ambiente a través de la tos y los estornudos, siendo inhalados por perros sanos.

Notarás que esta enfermedad se transmite y contagia de igual manera a la gripe en humanos, siendo una enfermedad altamente contagiosa especialmente en temporadas frías.

Tos de las perreras

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

La historia clínica y una buena anamnesis brindarán al médico veterinario la información más importante que permitirá identificar el padecimiento de esta enfermedad en tu mascota.

Por eso bríndale información a tu médico veterinario de confianza si tienes conocimiento o sabes si tu mascota ha:

-Tenido estadía en perreras, colegios y guarderías caninas.

-Estado expuesto a perros nuevos en el barrio o en el hogar.

-Tenido contacto con mascotas que hayan padecido la enfermedad previamente.

-Estado en ambientes húmedos o fríos últimamente.

Además de la anamnesis, será necesaria la inspección física de la mascota por parte del veterinario, el buscará signos de secreción nasal, inflamación de las vías aéreas, estertores pulmonares, presencia de fiebre y cambios en el comportamiento.

Entre las pruebas diagnósticas tu veterinario puede solicitar exámenes sanguíneos y estudios radiográficos de cabeza, cuello y tórax, especialmente si se encuentra presente dificultad respiratoria y descarga nasal abundante.

¿Cómo se trata la enfermedad?

El tratamiento dependerá de la gravedad de los signos clínicos, en algunos casos las mascotas se recuperarán por completo sin necesidad de un tratamiento.

Es por esta razón que es de suma importancia el monitoreo de los síntomas que se manifiestan en tu mascota, ya que la disminución del apetito y la presencia de fiebre harán obligatoria la instauración de un tratamiento farmacológico.

El tratamiento básico de la enfermedad en casos leves a moderados constará de antibioticoterapia, expectorantes, vitaminas, vaporizaciones y nebulizaciones.

En casos graves se requerirá manejo hospitalario, pruebas diagnósticas adicionales (perfiles virales), oxigenoterapia y medicamentos intravenosos.

También es recomendable el uso de pecheras, ya que los collares de ahogo pueden agudizar la tos y los estornudos, además de que la presión directa sobre el cuello puede inflamar más la tráquea.

Planes Pet Plan

¿Se puede prevenir la enfermedad?

La manera más efectiva de prevenir el contagio es por medio de la vacunación, debido a que esta minimiza las probabilidades de padecer la enfermedad.

En este apartado haré una aclaración referente a estas vacunas, puesto que existen varias en el mercado que ofrecen protección contra la enfermedad, pero no todos los cuidadores de mascotas conocen cual es la más conveniente.

Sino haz vacunado a tu perro contra la tos de perreras y deseas hacerlo, te van a ofrecer dos tipos de vacunas de acuerdo a su aplicación, una se puede aplicar vía sub cutánea (como cualquier vacuna) y la segunda se aplica vía nasal, así es, por la nariz, pero no te preocupes, no la van a inyectar en la nariz, simplemente se utiliza un aplicador especial (es completamente indoloro), el cual depositará la vacuna en la mucosa nasal de nuestros peludos.

Estas vacunas no solo varían en la forma de aplicación, sino también en sus componentes, normalmente la inyectada sólo protege contra Bordetella bronchiseptica, mientras que la inhalada protege no sólo contra Bordetella, sino también contra el virus de la Parainfluenza canina.

Esto no quiere decir que una es mejor que otra, recuerda que la vacunación y los protocolos para la misma dependerán de múltiples factores, por ejemplo, el riesgo de exposición de la mascota, la temporada (invierno presenta mas casos), la edad y el estado inmunológico del paciente.

Personalmente prefiero utilizar la vacuna inhalada debido a que disminuye notablemente la presentación de reacciones post vacunales, protege simultáneamente contra un patógeno adicional, y actúa directamente en la mucosa respiratoria de mis pacientes, no olvides que la principal vía de ingreso de estos patógenos es a través de su nariz.

La vacuna se puede aplicar a partir de las 8 semanas de edad, realizando refuerzo a las 2 semanas, en perros adultos se recomienda realizar una aplicación semestral o anual, dependiendo del riesgo de exposición.

tos de las perreras

Otras maneras de prevenirla son:

-Asegurarse de que la mascota se encuentre saludable y en óptimas condiciones físicas, el ejercicio es muy importante.

-Mantener su peso ideal (la obesidad es un factor de riesgo).

-Evitar los cambios bruscos de temperatura (esto deprime el sistema inmunológico).

-Asegurarse de que la mascota se encuentre en un lugar ventilado, especialmente si se encontrará en un espacio reducido y con perros desconocidos.

-Evitar dejar a tu mascota en un colegios o guarderías caninas que NO EXIJAN políticas de vacunación, todas las mascotas del sitio deben tener su carné de vacunas vigente, no solamente contra tos de perreras.

-Evitar el contacto con juguetes, platos y objetos de animales que hayan padecido o se encuentren padeciendo la enfermedad, o en su defecto lávalos muy bien.

Si quieres conocer casos de éxito e información semanal de utilidad para ti y tu mascota, suscríbete a nuestro Blog.

Conoce nuestro servicio de médico veterinario a domicilio.

Y recuerda que todas las mascotas, son de Raza.  

 

 

Blog Salud Mascotas
comments
0
WhatsApp Image 2021-04-16 at 9.04.30 AM
Nueva llamada a la acción
WhatsApp Image 2021-04-16 at 9.04.30 AM