• eps
  • eps para mascotas
  • medicina prepagada para mascotas

Convulsiones en mascotas ¿Qué puedo hacer?

Una convulsión es un episodio repentino de actividad cerebral anormal que a menudo implica cierta perdida de control del cuerpo. Ver a un perrito convulsionar es una de las cosas más difíciles y terribles de experimentar, haciendo que muchas veces te sientas impotente y asustado por el bienestar de tu peludo.

Afortunadamente la mayoría de las convulsiones no se consideran peligrosas para la vida, aunque esto también será relativo a la intensidad y duración de estas; indican que existe un problema en el cerebro de nuestros chiquitines y que debe ser examinado por un médico veterinario.

¿Cómo se ven las convulsiones?

convulsion en perros

Algunos perros comienzan a actuar de manera extraña antes de que inicie una convulsión, y pueden volverse ansiosos o inquietos, parecen desorientados, tambaleantes o exhiben otros comportamientos anormales. Esta fase es conocida como pre-ictal, y es el momento que precede a una convulsión, suele tener una duración de minutos.

La convulsión en sí se manifiesta a menudo como movimientos y contracciones musculares de todo el cuerpo, aunque los espasmos también pueden llegar a manifestarse en una zona del cuerpo, esto puede durar desde unos pocos segundos hasta unos pocos minutos.

  • Convulsiones generalizadas: Afectan a todo el cuerpo. Cuando un perro sufre este tipo de convulsión, se tumba en el suelo, el cuerpo se torna rígido y se sacude violentamente, muchos perros salivan, orinan o defecan de forma involuntaria durante el episodio, de igual manera vocalizan, gimen, o gruñen durante el mismo, suele ir acompañada con perdida de la conciencia.  
  • Convulsiones focales o parciales simples: Son menos graves que las anteriores, se limitan a presentarse en una zona especifica del cuerpo y puede verse como una simple contracción en los músculos de las extremidades o el rostro.
  • Convulsiones psicomotoras o parciales complejas: Se caracterizan por la presencia de un comportamiento extraño o anómalo de la mascota, por ejemplo, tu perro puede comenzar a perseguirse la cola de forma repentina, o a ladrar a cosas u objetos que no se encuentran allí. No existe perdida de la conciencia, pero si un cambio de comportamiento notable. Tienen una duración de uno o dos minutos.
  • Convulsiones en racimo: Estas convulsiones son de mal pronóstico. Consisten en múltiples episodios convulsivos en menos de 24 horas, y con una duración de varios minutos.

¿Por qué los perros presentan convulsiones?

SI bien indican una posible anomalía cerebral, las convulsiones pueden tener su origen en otras patologías que de forma directa o indirecta afectan la función neurológica de nuestros peludos.

Por otra parte, estas pueden dispararse cuando la actividad eléctrica de su cerebro se encuentra en una fase de cambio, por ejemplo, cuando se está quedando dormido, se está despertando o se encuentra muy emocionado.

Como se mencionó anteriormente, existen múltiples causas de convulsiones entre las cuales encontramos:

  • Accidentes cardiovasculares: Estas patologías se caracterizan por disminuir el flujo sanguíneo a las zonas del cuerpo que se encuentren afectadas, causando un funcionamiento anómalo e incluso la muerte del órgano afectado. En el caso específico del cerebro, las tromboembolias y las hemorragias cerebrales pueden causar daños irreversibles y dentro de sus síntomas encontramos las convulsiones.
  • Encefalitis: Existen dos tipos, la infecciosa y la idiopática, entre las enfermedades que causan la inflamación del encéfalo encontramos al virus del Moquillo canino, parásitos como el Toxoplasma gondii, y bacterias como el Staphilococcus.

La encefalitis idiopática se diagnostica cuando se descarta la presencia de un agente infeccioso, el termino idiopático hace referencia a que no se conoce el origen exacto de la enfermedad. Sin embargo, existen dos enfermedades que pueden generar convulsiones, por ejemplo, la meningoencefalitis granulomatosa, que es de origen inmunomediado, al igual que la leucoencefalitis necrotizante.

convulsion en perros

  • Enfermedades metabólicas: Estas enfermedades generan un desequilibrio en sustancias que son fundamentales para el correcto funcionamiento del cuerpo, y que al estar en exceso o en pocas cantidades generan afecciones neurológicas. Entre estas patologías encontramos: hepatitis, diabetes mellitus, nefropatías e hipocalcemia por mencionar algunas.
  • Tumores cerebrales: Estas masas deforman la estructura y funcionalidad del cerebro, estando muchas veces involucrados en la presentación de convulsiones.
  • Intoxicación: El consumo accidental de sustancias nocivas, no solo pueden comprometer la función neurológica, sino también la vida de nuestros chiquitines. Metales pesados como el plomo, el cobre, insecticidas y plaguicidas son los principales involucrados.
  • Traumatismos: Los golpes en el cráneo (concusiones) pueden generar convulsiones, incluso si nuestra mascota nunca había presentado convulsiones anteriormente.

¿Qué hacer durante una convulsión?

  • Si tu perro está teniendo una convulsión o sabes que está en una fase pre-ictal, lo primero que debes hacer es mantener la calma, y que tanto tú como tu perro se encuentren fuera de peligro, intenta llevarlo a un área segura donde no haya objetos afilados, pisos agrietados u objetos que puedan caer encima.
  • Nunca coloques tus manos cerca a la boca, tampoco intentes sacar su lengua, ten en cuenta que durante una convulsión todos los músculos del cuerpo pueden contraerse, incluyendo los de la mandíbula, si tus dedos se encuentran dentro o su lengua afuera… malas noticias para los dos.
  • Sostén su cabeza para evitar que se golpee contra las paredes, suelo y otros objetos circundantes.
  • Calmar a nuestros amigos peludos resulta de gran ayuda, manejar un tono de voz suave, brindando palabras de amor y animo lograran calmar el estado de ansiedad y angustia en el cual se encuentran inmersos antes y después de un episodio convulsivo.
  • Si tu chiquitín ya se encuentra diagnosticado y medicado para su condición, es importante que administres dichos medicamentos en los horarios que corresponden para evitar que los episodios se vuelvan cada vez mas frecuentes e incontrolables.   

¿Cuándo llamar al veterinario?

  • Si una convulsión dura más de cinco minutos, se considera una situación de emergencia. Si esto le sucede a tu mascota, es imperante que lo lleves inmediatamente con un veterinario para evitar un daño cerebral grave.
  • Cuando suceden más de tres episodios convulsivos en un periodo de 24 horas.
  • Cuando la medicación formulada no surta efecto.
  • Si es la primera vez que tu mascota tiene una convulsión, es necesario que lo lleves al veterinario, ya que es importante determinar la causa y el origen. En estos casos el profesional solicitará varios exámenes, entre los cuales se encuentran muestras de sangre, ecografía, radiografía y resonancia magnética.

Nueva llamada a la acción

Recomendaciones y aclaraciones:

  • No todos los medicamentos anticonvulsivos son efectivos para todas las mascotas, por esta razón es posible que el tratamiento de tu mascota sea reformulado.
  • Los medicamentos pueden cambiarse, ajustarse o combinarse hasta lograr controlar los episodios convulsivos, claramente esto solo se debe hacer bajo instrucción médica.
  • Las pruebas de laboratorio pueden ser realizadas de forma rutinaria para evaluar la evolución y la funcionalidad de los órganos que deben metabolizar dichos medicamentos.
  • Nunca cambies ningún aspecto de la medicación de tu chiquitín si instrucción veterinaria.
  • La comunicación con tu veterinario es fundamental para lograr el éxito del tratamiento.

Tu perro puede vivir una larga y alegre vida a pesar de presentar estos episodios.

convulsiones en perros

comments
0
Nueva llamada a la acción