Las razas de perros que tienen manto liso pueden presentar un manto largo, suave y brillante o, por el contrario, un pelaje corto y duro. Hoy estaremos hablando de mantos lisos largos y los diferentes cuidados que se deben tener para mantener el manto en el mejor de los estados.

Podemos encontrar perros de pelo liso y largo como el Collie de pelo largo, el Yorkshire Terrier o el Collie Barbudo, y perros de pelo liso y corto o medio como el Fox Terrier de pelo liso, el Galgo español o el Welsh Corgi Pembroke. Con los cuales se utilizan otro tipo de técnicas pues en algunos casos resultan ser mantos densos o duros.

El manto o pelo liso en un animal como característica, no necesariamente implica siempre un cepillado a diario, siempre y cuando este sea manto liso corto, sin embargo, si el manto es largo, si deberían recibir a diario un cepillado para evitar la formación de nudos y estimular la hidratación natural del pelo, lo que ayudará a mantenerlo liso, suave y brillante. Por su parte, los perros de pelo liso y corto, o medio, deberán recibir de dos a tres cepillados a la semana para retirar el pelaje muerto y mantener la salud de su pelo en perfectas condiciones.

Hablando de cosmética, en función de la raza del perro se tendrá que optar por un tipo de cosméticos y herramientas de peluquería para dar un óptimo manejo al manto según el acabado que se quiera y la tendencia en cortes o arreglos que requiera el propietario.

Algunas de las razas más conocidas en Colombia son:

Yorkshire Terrier o Biewer Terrier

yorkshire terrier

El Biewer Yorkshire Terrier, o Biewer Terrier, es similar al Yorkshire Terrier, pero con la adición de un nuevo color en su pelo: el blanco. Es una raza reciente que se estableció a partir de 1984 y que cada día tiene más fanáticos. Tanto en carácter como en morfología, el Yorkshire y el Biewer son iguales, es decir, unos perros activos, simpáticos y alegres, que se convierten en unos grandes compañeros de vida pese a tener un reducido tamaño que no supera los 25 cm de altura ni los 3 kg de peso.

Shih Tzu

Shitzu

La historia del Shih Tzu comparte muchas cosas con la historia del pekinés. Al igual que este otro perro, el Shih Tzu es originario de los monasterios budistas, donde era considerado un perro sagrado. Así mismo, fue un perro exclusivo de la nobleza china, donde también se lo tenía como un perro sagrado y se le brindaban cuidados dignos de la realeza.

- Características físicas del Shih Tzu

De acuerdo con el estándar Federación Cinológica Internacional (FCI) de la raza, la altura a la cruz del Shih Tzu no debe superar los 26,7 centímetros, ya sea que se trate de un macho o de una hembra. El peso ideal está entre 4,5 y 7,3 kilogramos. El Shih Tzu es un perro pequeño y de cuerpo más largo que alto. El cuerpo entero está densamente cubierto de pelo, la espalda es recta y el pecho es amplio y profundo.

La cabeza del Shih Tzu es ancha y de forma redondeada. Está cubierta de pelo desgreñado que cae sobre los ojos y forma barba y bigotes en el hocico. Una característica del Shih Tzu es que el pelo de la nariz crece hacia arriba, dando a la cara forma de crisantemo. El stop es bien definido y la nariz es negra en la mayoría de los perros, pero puede ser de color hígado o que presentan manchas de ese color. El hocico es corto, cuadrado y amplio. Los ojos, de expresión afectuosa y bien separados entre sí, son grandes, redondos y oscuros. Las orejas del Shih Tzu son grandes, colgantes y están cubiertas de pelaje muy denso. La cola de este perro es de inserción alta y está completamente cubierta de denso pelaje en forma de plumas. El Shih Tzu la lleva alegremente sobre la espalda.

El pelo es una de las características más notorias de esta raza. Es largo, muy denso y presenta una buena capa de pelaje interno. No es rizado y suele ser lacio, aunque se permite una leve ondulación. De acuerdo con el estándar de la raza publicado por la Federación Cinológica Internacional (FCI), el pelo Shih Tzu puede ser de cualquier color.

Yorkshire Terrier

Depositphotos_160109178_xl-2015

- Origen del Yorkshire terrier

El Yorkshire aparece por primera vez en el siglo XIX, cuando se empieza a desarrollar una raza de Terriers pequeña de fácil mantenimiento para la caza de ratas. No es hasta el 1860 cuando se presenta de forma oficial. Fue su popularidad que arrasó en diferentes concursos y exposiciones. Se cree que la raza Yorkshire puede ser descendiente del Tnglish Toy Terrier, del Skye Terrier o el Dandie Dinmont Tierrer entre muchas otras y es que, su origen no está del todo claro.

Era una raza fácil de cuidar y educar, con características físicas muy hermosas y muy cariñoso con las personas, aunque agresivo con los animales. Como hemos venido explicando, el Yorkshire Terrier era utilizado entre las clases más humildes para la eliminación de las plagas de ratas. Pese a su diminuto tamaño, era bien sabido que los Yorkshire de los mineros mataban sin temor alguno a muchos de estos roedores.

Más tarde fueron los burgueses británicos quienes encontraron en el Yorkshire Terrier un dulce y bello perro de compañía y empezaron a dejar de utilizarlo en la caza de roedores. No obstante, la historia del Yorkshire como cazador de ratas aún le acompaña.

- Características del Yorkshire terrier

El Yorkshire terrier es un perro pequeño o miniatura. Fijamos una media de 3,1 kg de peso de forma general al llegar a la edad adulta. Por otro lado, destacamos que existen también Yorkshire de hasta 7 kg. El tamaño que alcance dependerá directamente de sus progenitores. Las características del Yorkshire terrier vienen determinadas por el estándar de la raza, que dispone las siguientes peculiaridades de pelo, tamaño o tipos:

El Yorkshire tiene un cuerpo compacto, con abundante pelo de tamaño medio - largo. El manto es recto, brillante, sedoso y combina los diferentes tonos: negro, fuego y azul acero oscuro. También destacamos que es una raza conocida y popular por ser hipoalergénico, incluido en nuestra lista sobre perros para personas alérgicas. Al perder poco pelo y conservar ciertas propiedades en su dermis, no suele provocar reacciones alérgicas fácilmente. Es un perro fácil de peinar y cuidar.

Finalmente recaemos sobre sus orejas. El estándar oficial explica que deben acabar en punta, manteniéndose siempre alzadas como si el perro estuviera alerta.

- Cuidados del Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier es un perro que no necesitará muchos cuidados, no obstante tendremos en cuenta algunos detalles generales que nos ayudarán a mantenerle feliz, limpio y hermoso por más tiempo.

El primero y más importante será peinar a nuestro perro de forma regular, al menos cada dos días si dejamos su manto largo, ya que es susceptible a enredos y a acumular suciedad. Además, si no intentamos evitar la aparición de nudos, luego será mucho más complicado eliminarlos. Ayudarnos de un buen cepillo especial para perros nos facilitará la tarea y la hará mucho más agradable para él. Si no te gusta el manto largo puedes descubrir peinados para un Yorkshire.

El baño del Yorkshire es también muy importante para mantener su pelo libre de caspa, otro factor preocupante para las personas alérgicas. La regularidad con la que debemos bañar a nuestro Yorkshire Terrier suele ser de unas dos semanas, aunque eso dependerá del perro en concreto, de la longitud del pelo o de cómo se llegue a ensuciar en el parque.