Como su nombre lo indica los perros que cuentan con manto duro, tienen un pelaje que por lo regular en mucho más grueso haciendo que su textura sea más dura o rígida, adicionalmente por lo generar estas razas de perros no generan una muda natural de su manto, lo que significa que necesitan un cuidado especial y algunas técnicas particulares para retirar el pelo muerto, evitando que se generen alergias o mal aspecto en su pelaje.

Jack-Russel Terrier

Una ventaja en estas razas es que su pelaje siempre tiene una apariencia de limpieza, permitiendo así que sus cuidados sean mucho más sencillos que otras razas.

Jack-russel-terrier-perro-de-pelo-duro

Fox Terrier de pelo alambre

Si bien aparentemente es un tipo de manto fuerte y resistente, un buen peluquero canino identificará las diferentes anomalías que se pueden evidenciar, como la deshidratación, pelo seco, agentes extraños, patologías en la piel o incluso coloración rojiza o mate en el pelo.

Fox-terrier-de-pelo-alambre-otro-perro-de-pelo-duro

Airedale Terrier
airedale-terrier-perro-con-pelo-duro

Es por esto que es muy importante llevar a los animales de manto duro con frecuencia a un estilista canino pues se requieren herramientas, técnicas y conocimiento especiales para dar un tratamiento correcto a estos animales, pues de no aplicarse una técnica correctamente puede correrse el riesgo de reventar el pelo o incluso hacer daño y generar dolor en el animal.