¿Por qué es importante cortar las uñas de mi perro?
Es tal vez de los procesos más frecuentes que deben realizarse en perros y gatos, aunque muchas veces nos resulta difícil encontrar el punto preciso de corte y la disposición del animal

¿Se deben cortar las uñas de un perro?

Los perros que a diario caminan sobre asfalto, superficies duras, o bosques con piedras, como lo hacían naturalmente sus ancestros hacen a diario un limado gradual de las uñas, lo que implica que no requieran un recorte de las mismas. Sin embargo, hoy en día los perros que conviven con nosotros, se mueven en superficies más blandas, con pisos cerámicos al interior del hogar o césped, lo cual no permite que las unas tengan un desgaste natural, así que será necesario siempre realizar este proceso de forma manual, bien sea con un cortaúñas especial para perros o lima.

Las uñas largas y descuidadas en los perros no solo se ven poco higiénicas, sino que con el tiempo pueden traer problemas de salud al perro. Cuando las uñas son tan largas que tocan constantemente el suelo, ejercen una fuerza contra la base de la uña creando dolor. No solo es molesto, sino que produce una presión constante en la articulación de los dedos. Con el paso del tiempo, esto puede modificar la alineación de las articulaciones de las patas delanteras y hacer que el pie se vea más aplanado y extendido.

Sabiendo esto podemos evidenciar que no solo se trata de un problema estético, sino también funcional: la mala distribución del peso puede ser un problema y la alineación antinatural de sus articulaciones puede hacer a los perros más susceptibles a lesiones, o hacer que correr y pasear sea doloroso para él.

Adicional a esto, tener unas uñas demasiado largas, puede también ocasionar accidentes en los que la uña se enrede con superficies irregulares, cuerdas, piedras o incluso tropezones que pueden ocasionar fractura en la uña, generando sangrado y dolor excesivo.

Por eso, la higiene de uñas es muy importante en perros de todas las edades (teniendo especial cuidado con los de avanzada edad), ya que ese simple gesto puede ayudarles a mejorar de forma drástica su postura.

En casos más extremos, las uñas demasiado largas pueden curvarse y crecer hacia la almohadilla de la pata. También, pueden romperse o partirse, lo cual resulta muy doloroso, y dependiendo de la gravedad necesitará y en estos casos se genera una urgencia veterinaria.


Lo que debo saber sobre las uñas de un perro

La pregunta más frecuente en estos casos, siempre es saber hasta qué punto debo cortar las uñas de un perro. Si bien es cierto que en algunas razas (como el caso de los Doberman Pinscher) las uñas son tan cortas que apenas se pueden ver, debes tener en cuenta que, cuando un perro está de pie, sus uñas no deben tener contacto con el suelo. Es decir, no deben estar de pie sobre ellas. Por lo tanto, será suficiente con que queden por encima del suelo. Sin embargo, cortarlas demasiado también podrá herir el animal, generando sangrado y dolor.

Las uñas de los mamíferos están hechas de una proteína muy resistente llamada queratina. Y de hecho, técnicamente, deberíamos estar hablando de “garras”, y no uñas, aunque usemos de forma coloquial el último término.

Sus uñas se diferencian de las nuestras en que las suyas se componen de dos capas. La primera (unguis), es una cubierta externa dura donde las fibras de queratina corren de manera perpendicular en la dirección en que crece la uña. La segunda (subunguis), más suave y escamoso, cuyo grano es paralelo a la dirección del crecimiento. Un crecimiento exagerado de la primera capa es lo que da el aspecto de rizo a la uña de perro cuando no se recortan.

Además de las cuatro uñas en cada uno de los dedos de los perros, encontramos una quinta: el famoso espolón. Está situado en el interior de la pierna, y para muchos es motivo de debate sobre si debe eliminarse o no quirúrgicamente, ya que hay quien considera que los espolones son vestigiales, es decir, que no tienen ninguna función, y que puede que se rasguen o rompan si no son eliminados. Por otro lado, los defensores de los espolones argumentan que sí tienen función, ya que les sirve para agarrar mejor objetos, como huesos o comida, y para proporcionar una tracción importante cuando el perro corre y necesita cambiar de dirección de golpe.

Independientemente del debate que surge en muchos lugares a causa de los espolones, hay algo que debe quedar claro: esa uña también debe cuidarse y recortarse igual que las demás, incluso puede que más. Los espolones no suelen tocar el suelo, por lo que no se desgastan y tienden a ser más afilados que el resto de uñas. Recorta la punta para que quede plana y no pueda causar ningún daño.

Herramientas útiles para cortar las uñas de perro

Los cortauñas usan cuchillas para quitar la punta de la uña. Hay un par de modelos diferentes para elegir, pero no importa qué tipo se utilice, su efectividad depende de que las cuchillas estén afiladas y limpias.

Los recortadores tipo guillotina tienen un orificio en el extremo, a través del cual se introduce la uña del perro, después, a medida que aprietas la herramienta, una cuchilla interna recorta el extremo de la uña. A muchas personas les resulta más fácil cortar las uñas gruesas con este tipo de utensilio, pero a otras les parece complicado pasar cada uña a través de agujero exactamente a la distancia correcta del extremo de la uña para no hacer daño al animal, especialmente si el perro se mueve demasiado, aún así, es una de las formas más rápidas que hay.

Las herramientas de cortar uñas de perro tipo tijeras o alicates son probablemente las más fáciles de usar, pero de igual manera, su cuchilla debe afilarse de vez en cuando.

Por último, los pulidores, son relativamente nuevos en esto de las manicuras caninas. Se trata de una herramienta que, con una pieza redonda capaz de lijar superficies con la fricción, gira como un molinillo y recorta con suavidad el extremo de la uña del perro. Es otra de las formas más fáciles de recortar las uñas de un perrito e incluso un gato.


¿Por qué es importante cortar las uñas?

Normalmente el momento de cortar las uñas resulta un proceso dispendioso en casa, pues muchos de los animalitos sienten nervios o ansiedad al presenciar esta situación, por eso siempre será mejor contar con el apoyo de un pet groomer, que se encargue profesionalmente de abordar este momento con habilidad y sin correr riesgos de una mala práctica, además de reflejar una actitud de autoridad frente al animal, tema que no sucede si se encuentra su cuidador cerca, pues sabrá que podrá “manipular” con más facilidad. Sin embargo, si conviertes este proceso en un hábito de mantenimiento de uñas y haces que este sea un proceso agradable, incluso ofreciendo recompensas al finalizar con éxito el proceso, es muy posible que termine acostumbrándose y se haga cada vez más fácil.

Mantener las uñas de tu perro cortas es una cuestión de salud y comodidad, y es tu responsabilidad comprometerte con ello.


Baño y alistamiento en la peluquería canina
Aprende como se alistan y se bañan a tus mascotas