Caso clínico: Lola, una quemadura química
NombreLola
EspecieFelina
SexoHembra
RazaDoméstico de pelo corto
Edad2 años
Médico tratanteDra. Erika Melissa Ortiz

Anamnesis

Lola ingresa a consulta debido a que tiene una lesión en el cuello que le impide moverse y le genera dolor, esta misma lesión no ha hecho que deje de comer y tomar agua.. La persona que la trae no es la propietaria, ya que trabaja en una fábrica donde se manejan pinturas, ella decide traer a la paciente porque está cansada de verla en esa situación.

Hallazgo al examen clínico

Al examen clínico Lola presenta las siguientes alteraciones:

  • Fiebre: Lola presenta temperatura rectal de 39.6 °C. 

  • Piel y anexos: lesión costrosa con presencia de material sero-sangnuinolento que se observa desde zona de la nuca al final del occipital, extendiéndose hacia laterales del cuello y hacia caudal entre las dos escapulas. Tiempo de evolución de la herida: 6 meses, debido al dolor y al prurito la paciente se autolesiona con los miembros posteriores, empeorando la perdida de la continuidad..

  • Demás sistemas: Sin cambios patológicos aparentes. 

Diagnósticos diferenciales

Los diagnósticos diferenciales que se formularon en el caso de Lola fueron los siguientes:

  • Quemadura en piel grado 2-3

  • Pio-dermatitis bacteriana 

  • Dermatitis Fúngica 

De acuerdo a la historia clínica de la paciente y su procedencia (fábrica de pinturas), se deduce que la lesión que presenta en piel es de origen alérgico debido a la manipulación con químicos en el lugar en el que vivía, las personas que la manipulaban muchas veces tenían guantes puestos sin tener en cuenta que era lo que estaban manejando antes de tocarla a ella y en general estaba en una zona donde se manipulaban muchos químicos sin especificar cuáles eran.

Exámenes complementarios

Debido al dolor que presenta la paciente, se decide realizar manejo hospitalario y allí se toman muestras de sangre para realizar un examen prequirúrgico tipo 3, esto se hace con el fin de evaluar la condición sanguínea, previo al procedimiento de sedación y anestesia, necesario para poder intervenir la lesión.

Los exámenes arrojaron los siguientes resultados:

Interpretación de los resultados

De acuerdo al cuadro hemático se observa un marcado incremento en la línea de defensa del cuerpo (leucocitos) que se ve aumentada durante procesos infecciosos principalmente bacterianos, virales o procesos inflamatorios como reacciones alérgicas, traumas o quemaduras. 

Se observa un marcado aumento en los neutrófilos, linfocitos y monocitos absolutos que pueden aumentar en casos de infecciones bacterianas principalmente, sin embargo también aumentan en respuesta a procesos inflamatorios, en este caso, la presencia de la lesión que presenta Lola en el cuello, genera un aumento en las líneas de defensa del cuerpo, que permiten que se manifiesten síntomas como: fiebre, inapetencia, prurito, secreción purulenta y serosanguinolenta, los cuales lleva presentando en un tiempo estimado de 6 meses.

También puedes leer: Caso clínico: Mailo ¿Por qué ya no corres?

Químicas sanguíneas

Los niveles de ALT hepática se encuentran entre los parámetros normales.

Los niveles de Creatinina, Urea/BUN: se encuentran entre los parámetros normales.

Tratamiento

Como se mencionó anteriormente, el manejo inicial de Lola se realiza a nivel hospitalario, y debido a los resultados de los exámenes sanguíneos, se toma la decisión de iniciar una fuerte terapia antibiótica y analgésica antes de realizar el procedimiento bajo sedación, la cual consta de:

  • Aplicación vía intravenosa de Cefalotina: Antibiótico de amplio espectro contra bacterias gram positivas y negativas por su función bactericida, inhibiendo la síntesis y reparación de la pared bacteriana.

  • Aplicación vía intravenosa de Meloxicam: Como agente analgésico, antiinflamatorio y antipirético para el control de temperatura alta.

  • Aplicación vía intravenosa de Dexametasona: Por su acción como glucocorticoide actúa como antiinflamatorio e inmunosupresor disminuyendo la respuesta inflamatoria frente al prurito generado por la lesión en la piel.

El manejo de la herida se hace de la siguiente manera:

Se realiza remoción quirúrgica de la lesión costrosa bajo sedación, al finalizar, el tejido cutáneo queda expuesto por lo que se emplea el uso de Fitoestimuline® en la zona,  este se utiliza como tratamiento tópico de las alteraciones del tejido dérmico que requieren reactivación de la neoformación epitelial.

Debido a la ubicación de la lesión, a la irritación generada por el retiro de las costras, y a la imposibilidad de colocar collar isabelino para evitar la autolesión, se decide colocar un vendaje protector en la zona. 

Evolución

Al cabo de 3 días de limpieza y manejo intrahospitalario con la medicación mencionada anteriormente, se empieza a observar una gran mejoría tanto en la evolución de la zona expuesta como en el estado anímico de Lola, debido a que aumenta su apetito y sus comportamientos vuelven a ser propios de un gato sano.

Las quemaduras químicas

En las quemaduras químicas la destrucción de las proteínas progresa por hidrólisis. La aplicación de calor o de agentes químicos, especialmente si cambian el pH, puede causar que dichas estructuras de hidrógeno se rompan.

Estos mecanismos pueden continuar todo el tiempo durante el cual aún pequeñas trazas del agente agresor esté presente, en particular en zonas profundas. Además, las sustancias químicas pueden actuar de forma sistémica si sus componentes acceden a la circulación sanguínea.

La gravedad de las quemaduras químicas depende de:

  • La concentración

  • La cantidad del agente químico

  • La duración del contacto cutáneo

  • La penetración y

  • Su mecanismo de acción.

La acción de los agentes químicos sobre la superficie cutánea induce una respuesta inflamatoria con aumento de la expresión, tanto por los queratinocitos, como por las células endoteliales de los vasos cutáneos, de moléculas de adhesión leucocitaria. (Touzopoulos, P, et al. 2011 - Occupational chemical burns: a 2-year experience in the emergency department).

Actualmente Lola se encuentra completamente recuperada, es importante recordar que nuestras mascotas deben permanecer alejadas de sitios, o tener contacto con sustancias irritantes, puesto que estas pueden generar lesiones graves que pueden comprometer su salud de manera seria.

Si quieres conocer mas caso de éxito e información semanal de utilidad para ti y tu mascota, suscríbete a nuestro Blog.

¡Recuerda que todas las mascotas, son de RAZA!

¿Por qué nuestras mascotas le temen al veterinario?