Caso clínico: Maximiliano, más que cristales en la orina
NombreMaximiliano
EspecieCanina
Sexo Macho
RazaShih Tzu
Edad5 años
Médico Tratante Dra. Erika Ortiz

ANAMNESIS

Maximiliano ingresa a consulta debido a que presenta dificultad para orinar, lleva 3 días en los que orina en pocas cantidades, presencia de sangre en la orina, dolor al orinar, vómitos e inapetencia desde hace 4 días. Historial de tratamiento y cirugía en otra clínica veterinaria debido la presencia de cálculos uretrales 3 meses atrás,

HALLAZGOS AL EXAMEN CLÍNICO

Al examen clínico Maximiliano presenta:

  • Temperatura: Temperatura rectal de 38.5 °C. (Normal).

  • Mucosas: Congestionadas.

  • Sistema digestivo: Dolor leve durante la palpación abdominal.

  • Sistema genitourinario: Dolor a la palpación de la vejiga, mucosa del pene con presencia de sangre y eritematosa.

  • Demás sistemas: Sin cambios patológicos aparentes. 

DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES

Los diagnósticos diferenciales que se formularon en el caso de Maximiliano fueron los siguientes:

  • Urolitiasis. 

  • Obstrucción uretral..

  • Obstrucción de las vías urinarias bajas.

Se decide realizar manejo hospitalario de Maximiliano para realizar la colocación inmediata de una vía intravenosa, para suplementar con fluidoterapia, lo primordial será ayudarlo a disminuir la inflamación que presenta a nivel de la uretra para que pueda evacuar el contenido urinario, y manejar protección gástrica debido a la presencia de vomito e inapetencia.

EXÁMENES COMPLEMENTARIOS

Como exámenes complementarios para Maximiliano se plantea realizar un examen pre quirúrgico 3 que contiene cuadro hemático, ALT, Creatinina, UREA/BUN, y parcial de orina. Adicional a esto se sugiere realizar una ecografía abdominal con énfasis en tracto urinario. Los propietarios acceden a todos los métodos diagnósticos planteados anteriormente.

Interpretación exámenes de sangre

  • De acuerdo al cuadro hemático se observa un aumento en los niveles de leucocitos que se ve alterada durante procesos infecciosos principalmente bacterianos, virales o procesos inflamatorios.

  • Se observa un leve aumento en los neutrófilos absolutos que son aquellos que se encuentran a nivel sanguíneo los cuales pueden aumentar en caso de infecciones bacterianas  o procesos inflamatorios.

  • Presenta un leve aumento del hematocrito a nivel de la línea roja del cuerpo se puede presentar en procesos donde hay disminución del volumen plasmático (deshidratación).

A nivel de químicas sanguíneas

  • Los niveles de ALT hepático se encuentran entre los rangos normales.

  • Los niveles de Creatinina, Urea/BUN renal: se encuentran entre los rangos normales.

Parcial de orina


  • El uroanálisis muestra como resultado presencia de proteína elevada la cual puede estar mediada por varios factores, pre renal (convulsiones, actividad física alta), renal (enfermedad a nivel de los túbulos o glomérulos del riñón) y en este caso post renal (inflamación y hemorragia de las vías urinarias  bajas).

  • Presencia de sangre, que puede estar mediada por el proceso inflamatorio el cual conlleva a una hematuria que indica una hemorragia a nivel del tracto urinario, las causas más comunes son: infecciones, cálculos urinarios, coagulopatías, neoplasias, traumatismos, etc..

  • Presencia de leucocitos, generalmente relacionados a procesos inflamatorios a nivel del tracto urinario.

Sedimento urinario

  • Leucocitos: inflamación a nivel de vías urinarias, pelvis renal o vejiga, su presencia es particularmente elevada en inflamaciones agudas.

Ecografía

El reporte ecográfico indica los siguientes hallazgos: "vejiga de paredes normales, severa distensión con contenido anecoico y presencia de contenido líquido a nivel perivesical, se observan múltiples estructuras hiperecoicas fluctuantes de diámetros pequeños, las cuales son dependientes de la gravedad y producen sombra acústica, uretra con moderada distensión del lumen con contenido anecoico y aparente obstrucción del flujo urinario."

También puedes leer: Caso clínico: Vasili, el páncreas también duele

TRATAMIENTO

Debido a la obstrucción uretral por cálculos, se decide realizar un procedimiento conocido como uretrostomía, colocación de sonda urinaria.

La cirugía está indicada para aquellos tipos de cálculos que son poco o nada sensibles a la disolución médica y que son demasiado grandes para ser evacuados a través de la uretra o cuando están provocando una obstrucción urinaria. 

La cirugía sola está asociada con una alta tasa de recidivas, ya que no corrige los factores subyacentes causantes de la urolitiasis y porque puede ser difícil eliminar cálculos o fragmentos muy pequeños que probablemente terminen sirviendo como nidos para la posterior formación de cálculos (Lulich et al., 2000).

Después de esto el manejo de sonda urinaria se debe mantener durante 3 días para ayudar al organismo a evacuar los pequeños remanentes de cristales.

Algunas razas parecen más predispuestas a la formación de cálculos

  • Shih Tzu.

  • Schnauzer Miniatura.

  • Caniche Miniatura.

  • Bichón Frise.

  • Lhasa Apso.

  • Yorkshire Terrier.

Edad: Los perros de mediana edad a mayores parecen más propensos, la edad media de aparición es de 5 a 12 años. Sexo. Se observa un mayor riesgo de formar cálculo de oxalato es mayor en los machos que en las hembras.

Causas: infecciones del tracto urinario, pH alcalino (generalmente debido a una infección, alta densidad urinaria, baja producción de orina. (Manejo nutricional de la Urolitiasís canina por A. Stevenson y C. Rutgers; A4309.1207.ES)

EVOLUCIÓN

Después de la cirugía Maximiliano inmediatamente empieza a orinar con más frecuencia teniendo en cuenta que aún tiene la sonda urinaria puesta, aumenta su consumo de agua y comienza a probar alimento que en este caso es medicado para problemas urinarios (Hills® c/d medicado ).

Al cabo de 3 días de tratamiento con la medicación, se realiza retiro de la sonda urinaria, a esta altura Maximiliano ya está orinando por si solo, la inflamación a nivel del prepucio ha disminuido completamente y anímicamente se lo ve más animado.

Al 4to día se da de alta el paciente con formula medica que incluye la alimentación medicada durante 6 meses aproximadamente.

Al realizar control médico 1 mes después los propietarios reportan que no ha vuelto a presentar problemas al orinar o para recibir su alimentación, sin embargo se les recomienda mantener bajo observación y realizar un parcial de orina cada 3 meses para asegurar la completa mejoría del paciente.

Si quieres conocer mas caso de éxito e información semanal de utilidad para ti y tu mascota, suscríbete a nuestro Blog.

¡Recuerda que todas las mascotas, son de RAZA!

Curiosidades de RAZA: Gato persa, los reyes de la casa