Clasificación de pacientes en medicina veterinaria Triage

Clasificación de pacientes en medicina veterinaria Triage

El termino triage se deriva del francés “triage” que significa escoger o clasificar. En medicina humana y veterinaria, el término se usa para designar la metodología de selección de pacientes que requieren atención prioritaria, considerando la severidad del cuadro clínico y las posibilidades de supervivencia, especialmente cuando es necesario atender a más de un paciente a la vez.

Es absolutamente comprensible que cualquier problema presente en nuestras mascotas sea considerado por nosotros como una situación de urgencia. Es igualmente entendible querer y pretender recibir atención médica inmediata. Sin embargo, muchas veces olvidamos que nuestra mascota no es el único paciente que atiende la clínica veterinaria y que, en muchas ocasiones, otros pacientes necesitan atención de forma prioritaria.


Por tal razón, en CLÍNICA RAZA hemos implementado un sistema de clasificación de pacientes que se basa en las directrices de la asociación mundial de veterinarios de pequeños animales WSAVA, y nos permite catalogar las necesidades de cada paciente de forma individual, para poder brindarle asistencia de forma oportuna y precisa.

También puedes leer: ¿Cuánto puede costar una enfermedad en mi mascota?

El proceso de triage inicia desde el primer contacto que hace el propietario con la clínica, bien sea de forma presencial o por vía telefónica. En caso de que la atención sea vía telefónica, la información más importante a obtener debe centrarse en qué es lo que está sucediendo, qué se ha hecho hasta el momento de la atención y si hay problemas o enfermedades concurrentes que puedan agravar el cuadro clínico del paciente.


Posteriormente se deben evaluar 4 sistemas orgánicos fundamentales de los que depende la vida del paciente. Estos son el sistema respiratorio, sistema cardiovascular, sistema nervioso y sistema urinario. Siempre ante dudas respecto a la estabilidad del paciente es recomendable acercarse para un triage personal. En caso de urgencia, es necesario permanecer tranquilo para poder actuar de forma asertiva.


El triage personal se realiza directamente en la clínica veterinaria por un profesional competente. Sin embargo, el recepcionista es el primer contacto y es quien debe decidir si el paciente requiere ser llevado al área de tratamiento de forma inmediata o si por el contrario puede esperar para recibir atención. Si el paciente es derivado de inmediato al área de tratamiento, es estabilizado y después se procede a recaudar todos los datos para realizar una consulta completa. En caso contrario, el profesional encargado realiza un breve registro anamnésico y examen físico de los mismos cuatro sistemas. De acuerdo con los hallazgos se determina la prioridad de atención y se brinda la orientación pertinente al propietario de la mascota.

Algunas situaciones que requieren atención inmediata y/o urgente ya que pueden poner en riesgo la vida son: paro cardio respiratorio, pérdida de la conciencia, síncope, deshidratación marcada, dificultad respiratoria en reposo, traumas mayores, hemorragias profusas, quemaduras que involucren 20% o más de la superficie corporal, golpes de calor, distocia, obstrucción uretral completa, ausencia de micción, ingesta de material potencialmente tóxico, distención abdominal aguda y severa, y reacciones alérgicas significativas.


Situaciones menos severas que pueden esperar por atención entre 30 y 60 min incluyen sintomatología neurológica leve, dificultad respiratoria leve, hemorragia leve, lesión o trauma menor, paresia o plejía aguda, vómitos y diarreas crónicas, dificultad al orinar, ictericia, descarga vaginal purulenta, descompensación por enfermedades previamente diagnosticadas y cuando el dueño solicita realizar eutanasia.


Otras situaciones como vacunaciones, desparasitaciones y consultas preventivas pueden esperar aún más e idealmente deberían ser programadas. Clínica Raza cuenta con varias líneas de atención para que puedas agendar tus servicios.

En Clínica Raza somos conscientes y entendemos la importancia de tu animal de compañía para ti y para cada uno de los otros miembros de tu familia. Sin embargo, debido al aumento exponencial en la demanda de servicios veterinarios, te recuerda tener presente esta información al momento de acudir a las diferentes sedes, con el fin de no presentar inconvenientes ni demoras innecesarias durante la prestación del servicio.

También puedes leer: ¿Por qué es tan caro ir al veterinario?

Por último, recuerda también que trabajamos con seres vivos, cuyo estado de salud en muchas ocasiones puede presentarse altamente agravado y requerir atención prioritaria antes que tu mascota. Te invitamos a sentir un poco de empatía y ponerte en el lugar de la persona que asiste con su mascota en situación de emergencia y eventualmente puede retrasar la atención de la tuya. Piensa por un momento si estuvieras en la situación contraria, cómo quisieras que se comportaran contigo y trata de comportarte con el otro de esa forma.

¡Recuerda que todas las mascotas, son de RAZA!


¿Qué debo saber para viajar con mi mascota?