¿Por qué mi perro se come el popó?
Cuales son las razones por la que mi mascota disfruta comiendo excrementos

¿Por qué mi perro se come el popó? 

La coprofagia se define como el consumo de materia fecal, sea de sí mismo (auto coprofagia), de la misma especie (Coprofagia intraespecífica), o de otras especies (Coprofagia interespecífica). Independientemente del tipo de coprofagia que esté presentando nuestra mascota, es indudable que no solo es un acto desagradable para nosotros, sino también un comportamiento riesgoso para ellos.

 
 

Debido a que este comportamiento no se encuentra muy bien entendido, y aún faltan estudios que lleguen a una conclusión universal, a continuación, mencionaré las múltiples causas que pueden generar este comportamiento.

Si tu mascota presenta este hábito, consulta con el médico veterinario de cabecera de tu mascota.


1.Aburrimiento

Los animales que no tienen mucha actividad física y que además deben estar confinados a espacios reducidos, o que permanecen solos durante mucho tiempo, pueden presentar este tipo de comportamiento. El consumo de materia fecal puede ser una manera de manifestar estrés o ansiedad.

También puedes leer: 5 señales de que tu mascota está aburrida


2.Enfermedades metabólicas

Enfermedades como la insuficiencia pancreática exocrina, hipotiroidismo o diabetes mellitus.

Este tipo de trastornos generan síndromes de malabsorción digestiva (no se absorben algunos nutrientes a nivel intestinal), y algunos nutrientes son expulsados enteros o semidigeridos a través de la materia fecal; la coprofagia es una manera compensatoria para intentar digerir un alimento por segunda vez.

URGENCIAS VETERINARIAS 24 HORAS

 


3.Edad

Los cachorros son curiosos por naturaleza, su manera de explorar el mundo es por medio de la boca. El olor de su propia materia fecal, o la materia fecal de otros perros, puede parecerles atractiva, con un olor o textura similar al alimento. Conforme el cachorro va creciendo, este comportamiento debe ir disminuyendo, y desaparecer por completo en la adultez.

También puedes leer: ¿Por qué mi perro arrastra su cola contra el suelo?

4.Hambre

La malnutrición es una de las causas de la coprofagia, los animales que comen menos de lo que corresponde por ración, compensan esta deficiencia de nutrientes y energía comiendo sus heces o las de otras especies.

5.Llamar atención

Esto se podría considerar como un hábito aprendido, un perro puede llegar a consumir materia fecal, porque relaciona que, al consumir las heces, adquieren inmediatamente la atención de su dueño, así sea de manera negativa. Este tipo de comportamientos están relacionados con el aburrimiento.

6.La paradoja del lobo

Un estudio publicado en el mes de mayo del presente año por la revista Veterinary Medicine and Science, concluyó de manera tentativa, que este comportamiento puede ser “una defensa conductual adaptativa contra los parásitos de los lobos que viven en la naturaleza y donde las heces de los miembros del grupo heridos o enfermos pueden depositarse en las áreas de descanso cercanas a la guarida. Si los lobos eliminaran las heces de las áreas de descanso donde las larvas infecciosas de los parásitos intestinales se volverían más numerosas con el tiempo, el único método disponible es el consumo.” Haciendo referencia a que este tipo de comportamiento parece estar ligado a un instinto ancestral presente en los perros actuales, con el fin de evitar la infestación de la zona por parásitos presentes en la materia fecal.

Cabe resaltar que este estudio no tuvo en cuenta que la explicación que se refiere a una defensa hipotética de parásitos de los ancestros lobo no tiene observaciones de campo que lo justifiquen.


7.Maternidad

Así es, las madres lamen los genitales y la región anal de sus cachorros recién nacidos para estimular la micción y la defecación. Durante este proceso consumen las heces de sus bebés para mantenerlos limpios en todo momento.

¿Qué podemos hacer?

Existen muchas maneras de evitar este tipo de comportamientos, entre ellas tenemos las que nos ayudan a evitar la expresión del comportamiento:

  • Recoger la materia fecal inmediatamente nuestra mascota vaya al baño. Esta es una de las maneras más eficientes de prevenir este comportamiento.

  • Mantener al perro con correa cuando se saque a pasear, de esta manera te será más fácil restringir el movimiento o llevarlo lejos del lugar donde se encuentra el popó.

  • Controlar los tiempos de alimentación te permitirá acostumbrar el organismo de tu mascota a hacer sus necesidades en horas del día específicas para ello, así podrás estar más pendiente.

  • Impedir el acceso a la caja de arena del gato o al área donde defeque otra mascota.

Otra forma de evitarlo es disminuyendo la calidad atractiva de las heces:

  • Cambiar el alimento a una dieta con una menor cantidad de proteínas, podría resultar beneficioso. El olor de las proteínas en la materia fecal puede resultar atractivo para los perros que padecen de coprofagia.

  • Alterar el sabor de la materia fecal con productos comerciales o naturales (el corazón de la piña rayado), esto disminuirá la palatabilidad y por ende el consumo.

EPS PARA MASCOTAS

Ahorra protegiendo a tu mascota, conoce los planes de protección en salud más completos para tu mascota.

También puedes leer: ¿Qué alimentos son tóxicos para mi mascota?

Otro tipo de opción es distraer al perro y premiar la eliminación del comportamiento:

  • Realizar ejercicio frecuentemente y mantener activo a nuestro peludito, disminuirá los niveles de estrés y ansiedad, de esta manera comportamientos compulsivos como la coprofagia.

  • Los refuerzos positivos son muy útiles, premiarlo cuando se aleja del popó, o llamar su atención con una orden básica como sentarse, o dar la mano, lo harán enfocarse en otro tipo de acción.

Si bien este comportamiento resulta desagradable, la preocupación primordial debe ser la salud de nuestra mascota, el consumo de materia fecal puede llevar a infecciones bacterianas (Campylobacter, Clostridium, E. coli, etc.), parasitarias (Taenia, Toxocara, Toxoplasma, etc), protozoarias (Giardia, Isospora) y virales (Parvovirus, Hepatitis Infecciosa Canina, Coronavirus canino), que pueden comprometer incluso su vida.

Si quieres conocer casos de éxito e información semanal de utilidad para ti y tu mascota, suscríbete a nuestro Blog.

¡Recuerda que todas las mascotas, son de RAZA!



5 Señales de que tu mascota está aburrida