¿En qué consiste la masoterapia en mascotas?

¿En qué consiste la masoterapia en mascotas?

Las terapias manuales son un conjunto de técnicas aplicadas con las manos sobre una superficie corporal por parte de un fisioterapeuta veterinario después de llevar a cabo un examen físico que le permita establecer las alteraciones a manejar con un protocolo adecuado según el paciente.

La principal terapia manual son los masajes, sin embargo no es la única, también podemos encontrar las movilizaciones articulares y estiramientos (los cuales se profundizan  en el artículo de kinesioterapia). La masoterapia es una modalidad terapéutica en la que por medio de diferentes maniobras realizadas de forma metódica y rítmica con los dedos y/o las manos, se obtienen variados efectos fisiológicos según la presión ejercida y la dirección con la que se hagan los movimientos; de este modo existen diferentes formas de masajes que pueden ser usadas a la vez según el objetivo planteado.


Dentro de las terapias manuales también se encuentra la terapia manual miofascial, la cual tiene como finalidad mejorar el movimiento corporal y aliviar el dolor generado por tensiones del tejido conocido como fascia, este tejido se encuentra bajo la piel y está distribuido a lo largo de todo el organismo rodeando órganos y fibras musculares, de ahí la importancia de la liberación miofascial debido a que es una estructura continua, puede tensionarse y distenderse cuando existen afecciones locomotoras, repercutiendo en la movilidad y estado general de los animales.

Otra de las técnicas que hacen parte de esta modalidad terapéutica es el drenaje linfático manual, en esta, gracias al movimiento de las manos suave y lento hay una activación del sistema linfático, logrando una reducción en la acumulación de líquido que ocurre luego de una lesión y con ello se fomenta el alivio de dolor debido a la disminución de sustancias tóxicas y de la presión ejercida sobre terminaciones nerviosas.

¿Cómo actúan las terapias manuales?

Los diferentes tipos de masajes y terapias manuales pueden generar efectos similares y otros que se complementan, es por esto que generalmente no se usa una sola de estas técnicas. A continuación se expone de forma simplificada porque las terapias manuales tienen efectos terapéuticos benéficos para los animales en los que se realizan. 


  • Cuando hay una lesión se presenta inflamación por el trauma y la producción de compuestos proinflamatorias, las terapias manuales llevan a la disminución de dichos compuestos.

  • Las terapias manuales inducen la liberación de sustancias como endorfinas que brindan sensaciones de bienestar y de histamina que mejora la circulación sanguínea y con ello la oxigenación y nutrición de los tejidos.

  • El sistema nervioso da prioridad al estímulo producido por el masaje sobre el estímulo doloroso, debido a que la señal nerviosa que genera el masaje viaja más rápido que el impulso doloroso.

  • A través de presión digital y manual se genera relajación y estimulación muscular, también se mejora el retorno venoso y la circulación linfática produciendo disminución de la inflamación.

  • Según la técnica usada hay aumento de la temperatura, movilización y elongación de tejidos, permitiendo la eliminación de pequeñas adherencias y contracturas.

  • El movimiento aplicado en la terapia manual fomenta el recambio normal de colágeno y una distribución ordenada de sus fibras, permitiendo que el tejido tenga una mejor propiedad tensil; además el movimiento favorece el equilibrio en el contenido de agua, manteniendo la lubricación normal de los tejidos y reduciendo el potencial de que se formen adherencias y fibrosis.

También puedes leer: ¿Qué es kinesioterapia en mascotas?

¿Cuáles son los efectos de las terapias manuales?

  • Incremento de la oxigenación y nutrición de los tejidos.

  • Disminución de dolor.

  • Relajación muscular y mental..

  • Aumento o disminución del tono muscular según la técnica aplicada

  • Eliminación de toxinas y productos de desecho acumulados.

  • Disminución de edemas (líquido acumulado en el tejido).

  • Menor formación de áreas con fibrosis.

¿En qué situaciones están indicadas las terapias manuales?

  • Sobrecarga muscular por compensación.

  • Enfermedades osteoarticulares o neurológicas que causan disminución de la masa y tono  muscular.

  • Prevención y manejo de contracturas, desgarros o espasmos musculares.

  • Problemas de comportamiento y temperamento como ansiedad, agresividad y estrés.

  • Edemas postraumáticos o postquirúrgicos.

  • Adherencias y tejido cicatricial.

  • Preparación de los músculos para el entrenamiento

  • Tendinitis, tenosinovitis o retracción de tendones.

  • Distensión de ligamentos


¿En qué caso están contraindicadas las terapias manuales? 

  • Tumores malignos.

  • Infecciones agudas o enfermedades infecciosas.

  • Patologías de la piel (hongos, dermatitis bacterianas, sarna) o heridas abiertas.

  • Desgarros musculares o tendinosos recientes.

  • Enfermedades cardiovasculares descompensadas.

  • Sobre tejidos con huesos fracturados.

  • Contusiones, quemaduras o trombos.

¡Ellos no se rinden, nosotros tampoco!


¿Cómo mantener la salud de tu animal viejito?