¿Las mascotas nos pueden transmitir enfermedades?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), definió en 1955 el termino zoonosis como "las enfermedades e infecciones que son transmitidas naturalmente de los animales vertebrados al ser humano y viceversa". Un dato muy importante y que debemos tener en cuenta es que, de las enfermedades infectocontagiosas que suceden en humanos, más del 60% son de origen zoonótico.

Así es, tal vez no lo sabías, pero existen múltiples enfermedades, bacterianas, virales y parasitarias que podemos contraer de nuestros amados peludos. A continuación, conocerás algunas de las enfermedades que son comúnmente transmitidas por perros y gatos.

Nota del autor: Este artículo corto no fue escrito con la finalidad de infundir miedo en el lector, sino con el fin de crear consciencia. No olvides la responsabilidad que tienes en tus manos.

Pasteurelosis y estafilococosis

La Pasteurella multocida y el Staphylococcus aureus son bacterias que se albergan en la boca de muchos perros y gatos, así que la principal vía de transmisión es a través de la mordedura de estos dos animales, aunque también se puede contraer por medio de arañazos.

La forma más común en la que se manifiesta estas infecciones es por medio de heridas infectadas (las que fueron generadas por mordeduras o arañazos). Al ingresar estas bacterias a través de la herida, en pocas horas se produce la hinchazón de los tejidos afectados, y el dolor aumenta en intensidad conforme avanza el tiempo, si la herida no es tratada y desinfectada, la infección puede llegar a afectar tejidos más profundos, incluidos músculos y huesos, generando así la necrosis de estos.

Es importante que después de que una persona sea víctima de una mordedura, se lave muy bien la zona afectada con agua templada, jabón, y en la medida de lo posible, utilizar productos antisépticos como clorhexidina para disminuir el riesgo de infección, posteriormente se debe dirigir al centro médico mas cercano para realizar el tratamiento adecuado.

El tratamiento farmacológico que se suele manejar es la administración de antibióticos de amplio espectro y, analgésicos - antiinflamatorios. 

Tétanos

Esta enfermedad es causada por la bacteria Clostridium tetani, que al ingresar al organismo es capaz de producir una toxina que afecta el sistema nervioso de la persona. Como consecuencia de la acción de estas toxinas, los músculos se contraen comenzando, desde la cara, extendiéndose por el cuello, la espalda, el abdomen y los miembros inferiores. Sin el tratamiento adecuado el desenlace de esta enfermedad suele ser fatal.

La principal forma de contagio es a través de heridas abiertas o punzantes, entre ellas las causadas por mordeduras profundas, especialmente la del perro.

Esto no quiere decir que la bacteria se encuentre en la boca de los animales, pero al ser una bacteria oportunista, y la cual se encuentra comúnmente en la tierra, y en la materia fecal de humanos y otros animales como vacas y caballos, esta puede ingresar fácilmente a través de una herida abierta.

Es debido a esto que las heridas por mordeduras suelen ser tratadas como susceptibles al Tétano, y una medida preventiva es realizar la vacunación de las personas que fueron víctimas de una mordedura.

Leptosprosis

Esta es una enfermedad infecciosa que puede afectar a múltiples especies (aves, reptiles, anfibios y mamíferos), incluidos los humanos. Es una de las enfermedades zoonóticas más comunes,el agente causal es la Leptospira interrogans, bacteria que cuenta con muchas variedades, entre la cual se encuentra la variedad Canicola, que encuentra reservorio exclusivo en los perros.

La principal fuente de contagio, tanto en perros como en humanos, es a través del contacto de la piel no intacta, o membranas mucosas (bucal, conjuntival o nasal) con orina de animales infectados (principalmente ratas y otros perros infectados).

Los síntomas relacionados con esta enfermedad en mascotas son: fiebre, orina con sangre, hepatitis, nefropatía, inapetencia, vómito, diarrea e ictericia. En los seres humanos los síntomas incluyen: Fiebre, dolor muscular, conjuntivitis, vómito, diarrea, petequias en la piel e ictericia.

El tratamiento, tanto en animales como persona suele ser prolongado, y la recuperación lenta (igual o mayor a 1 mes). Sino se diagnostica y se trata de manera adecuada, el desenlace puede resultar fatal.

La mejor manera de prevenir la presentación de la enfermedad y el estado portador de nuestros perros es por medio de la vacunación. Actualmente los esquemas vacunales que se proponen y se instauran en muchas veterinarias incluyen a la Leptospira dentro de sus vacunas. La importancia de la vacunación no sólo radica en la prevención de las enfermedades en nuestros fieles amigos, sino también en la humanidad ¡Refuerza las vacunas de tus mascotas anualmente!

También puedes leer: Vacunas en perros y gatos: lo que deberías saber

Dermatofitosis

Los dermatofitos son un conjunto de hongos que tienden a afectar tejidos con queratina (pelo, piel y uñas), entre ellos tenemos a dos patógenos destacados, el Microsporum canis y el Trichophyton mentagrophytes. Ambos hongos producen la enfermedad en perros y gatos, y pueden transmitirla de manera directa al ser humano, esto quiere decir que no se necesita un medio especial para contraer la infección, el simple contacto con un animal contagiado puede generar la enfermedad en una persona.

El nombre común que se le da a esta enfermedad en humanos es Tiña, y se caracteriza por generar erupciones circulares de color rojizo en la piel, con descamación y prurito (rasquiña) asociados. Se pueden apreciar otro tipo de lesiones dependiendo del lugar en el que se produzca la infección. El tratamiento de esta enfermedad dependerá de la agresividad del patógeno y la extensión de las lesiones.

Si tienes una mascota con lesiones dermatológicas alopécicas y descamativas, es necesario que la lleves a un chequeo con tu médico veterinario de confianza, él decidirá que tipo de diagnóstico y tratamiento es el adecuado para tratar la afección.

Si presentas lesiones dermatológicas relacionadas a las de tu mascota debes comentarle a tu médico que también tienes un animal en casa que las padece, de esta manera ayudarás al profesional a relacionar tu enfermedad con una posible zoonosis, y de esta manera plantear el tratamiento adecuado.

Sarna

Tranquilo, no te frotes los ojos, leíste muy bien, la Sarna es una enfermedad zoonótica y un peludito que la padezca puede contagiártela.

Culturalmente el sólo nombre de esta enfermedad nos lleva a hacernos una imagen mental de un perro que habita las calles, casi completamente alopécico, con la piel irritada y en un mal estado nutricional. Pero nunca imaginamos que esa enfermedad también la podemos padecer nosotros y nuestros fieles amigos, que, aunque no se encuentren en un entorno insalubre, no están exentos de padecerla.

Esta enfermedad es producida por unos parásitos externos conocidos como ácaros de la sarna, y aunque existen múltiples especies, una de ellas es extremadamente contagiosa para el ser humano, el Sarcoptes scabiei, que se puede encontrar en perros contagiados.

Estos parásitos se alimentan de la piel muerta en la superficie de la dermis, allí mismo se reproducen y posteriormente comienzan a cavar en el estrato córneo para poder depositar sus huevos. Durante este proceso, el ácaro produce toxinas que generan un cuadro alérgico en la zona, generando rasquiña intensa.

Los lugares del cuerpo en el que se suelen ubicar estos desagradables huéspedes son los sitios en los que la piel es más fina, como el rostro, los dedos, las manos, los brazos, los codos, las nalgas e incluso las partes íntimas.

El síntoma principal de esta infestación, tanto en animales como en humanos, es el prurito intenso, este puede llegar a ser tan molesto que llega a afectar las actividades cotidianas. Producto de la excavación de estos parásitos, la inflamación y la descamación de la piel suelen acompañar el cuadro clínico, la formación de pústulas en las zonas también es común.

La mejor manera de prevenir este tipo de enfermedades es evitar el contacto directo con animales en los cuales se sospeche la patología. Y para mantener libres a nuestras mascotas de este tipo de parásitos, es recomendable la aplicación de productos antipulgas que contengan Selamectina o Moxidectina, estos principios activos suelen ser eficaces para el tratamiento de esta enfermedad.

Rabia

No podía llegar hasta aquí sin mencionar una de las enfermedades virales más peligrosas que existen para nosotros y nuestras mascotas.

La rabia es causada por un virus llamado Rhabdoviridae, afecta a mamíferos domésticos y silvestres, es decir que existen dos ciclos de la enfermedad, la forma urbana y la forma selvática.

El ciclo en el cuál se encuentran más casos de rabia es el urbano (alrededor del 70% de los casos), por el estrecho contacto existente entre perros y gatos con el ser humano. Nuevamente, la vía de transmisión estrella en este caso es la mordedura de un animal infectado.El virus ingresa a través de la herida y desde allí encuentra la manera de dirigirse por los nervios hasta el cerebro. Generando la sintomatología característica de la enfermedad.

Entre los síntomas encontramos: Hiperactividad, ansiedad, agresividad extrema, parálisis, fobia al agua, coma y muerte. La enfermedad resulta letal en el 99.9% de los casos.

Para contextualizar más a los lectores, y concientizarlos más del peligro que representa esta enfermedad, adjunto la noticia del último caso de rabia registrado en la ciudad de Bogotá, ocurrido en el año 2017 a causa de la mordedura de un gato infectado.  (Muerte de mujer por rabia prende las alertas en el país). 

Conclusión

Como médico veterinario debo agradecer a todos mis colegas en el mundo, y a los cuidadores (propietarios) de mascotas que son conscientes de la gran responsabilidad que todos tenemos en nuestras manos, ya que no sólo debemos velar por mantener el buen estado de salud de nuestros amados compañeros peludos, también tenemos la obligación de prevenir la presentación de enfermedades que, por causa de ellos, afecten a nuestra familia, amigos y vecinos. Mantén las vacunas de tu mascota vigentes, realiza su desparasitación de manera trimestral y ante cualquier signo de enfermedad que presente, recuerda que estamos aquí para ayudarte.

Si quieres conocer casos de éxito e información semanal de utilidad para ti y tu mascota, suscríbete a nuestro Blog.

¡Recuerda que todas las mascotas, son de RAZA!

Curiosidades de RAZA: Cocker Spaniel, una raza ancestral