¿Por qué es necesaria la vacuna de la tos de las perreras?

Es común que cuando una mascota va a ser inscrita a guardería canina, se pida como requisito un carnet de vacunas completo incluyendo la vacuna K/C o de tos de las perreras. Pero ¿por qué es necesaria? ¿Para qué sirve?

  • Tos de las perreras

Se trata de una enfermedad conocida medicamente como traqueobronquitis infecciosa canina, es muy contagiosa y afecta el sistema respiratorio de perros en diferentes etapas, y más gravemente a cachorros menores de 6 meses. El síntoma común asociado a esta enfermedad, es la presencia de una tos seca y descontrolada característica. La tos ronca “ladrido de foca”, se produce por la inflamación de las cuerdas vocales, y a su vez existe una moderada expectoración (expulsión de flemas) al final de la misma, que se suele confundir con vómito o con la presencia de un cuerpo extraño en las vías respiratorias. En cachorros suele ser más severa la sintomatología sobre todo si se encuentran bajo condiciones de estrés, llegando en algunos casos a producir una neumonía que puede comprometer la vida del animal.

En las guarderías, por la presencia de varios animales, la exposición al aire libre y los climas fríos, existe un gran riesgo de presentación de esta enfermedad ya que se genera por diferentes agentes infecciosos.

También puedes leer: ¿Qué es el parvovirus canino?

  • La vacuna

La aplicación de la vacuna se recomienda en animales que van a ser expuestos a grupos grandes de animales y a climas principalmente fríos. Esta tiene la capacidad de inmunizar contra los principales agentes causantes de la tos de las perreras, protegiendo en gran medida a tu mascota de padecer la enfermedad. Existe la opción de vacunación intranasal (aplicada a través de la nariz) o subcutánea (bajo la piel), esto depende de la presentación de la vacuna disponible en la veterinaria donde se realice el proceso de vacunación. Se debe repetir cada año dependiendo de la asistencia de la mascota a los lugares que representan un riesgo de infección.

  • ¿Tiene efectos secundarios?

Como cualquier medicamento o sustancia que tenga contacto con un ser vivo, la probabilidad de reacciones alérgicas está presente siempre, sin embargo estas reacciones son individuales y no son comunes. Se pueden presentar también síntomas leves más comunes, como fiebre y depresión moderada, sin embargo, si se presentan síntomas más marcados como fiebre muy alta, vómito, diarrea o depresión marcada y prolongada, se recomienda asistir de inmediato al médico veterinario.

Si decides inscribir a tu mascota a guardería campestre, recuerda protegerla con un protocolo de vacunación completo, acompañado de desparasitación tanto interna como externa. No obstante, es fundamental tomar esto como un hábito constante así tu mascota no haga parte de un colegio o guardería para mantener un excelente estado de salud a lo largo de su vida.

¡Recuerda que todas las mascotas, son de RAZA!

5 cosas que tu mascota podrá hacer en una guardería campestre