¿Por qué mi perro camina o corre de forma extraña?

¿Por qué mi perro camina o corre de forma extraña?

La forma en que caminan nuestros peludos puede ser resultado de alteraciones en su sistema osteoarticular y/o nervioso, en algunas ocasiones estas alteraciones se desarrollan desde una edad temprana y los tutores pueden pasar por alto la forma de caminar extraña por la creencia de que “así camina el perro”; a continuación mencionamos algunas de las formas de caminar o correr anormales y su posible causa.


 

Pequeño salto al caminar: esta es una de las manifestaciones que ocurren con mayor frecuencia y se dá principalmente en perros de tamaño pequeño, se puede ver al perro caminando y en diferentes momentos haciendo un movimiento de salto pequeño con una de sus extremidades posteriores, dicho salto es la acción que realiza el animal con el fin de acomodar la rótula en su lugar cuando esta se desplaza resultado de la luxación de rótula, que en estos casos en los que puede pasar desapercibida es de un grado bajo, pero con el pasar del tiempo y según el estilo de vida del perro progresará a un grado mayor generando cojeras y si se diagnostica de forma tardía enfermedad degenerativa articular de la rodilla afectada.

Caminar con movimientos exagerados de la cadera: esta forma de caminar también es poco percibida como anormal, ya que puede ocurrir desde que el animal es muy joven y por tanto parecer normal ante los tutores. Estos movimientos exagerados, como si el perro modelara, se generan por que el ligamento que hace parte de la articulación de la cadera (ligamento redondo) es débil, debido a la conformación inadecuada de la articulación en cuestión. Al igual que como ocurre con la luxación de rótula si la displasia de cadera no tiene un manejo oportuno lleva a la enfermedad degenerativa articular.

También puedes leer: ¿Por qué mi perro o gato no puede caminar bien?

Correr saltando con las piernas: cuando llevamos a nuestro compañero a jugar con otros perros podemos observar a alguno de ellos corriendo con las extremidades posteriores al tiempo (“saltando como conejo”), esta forma de correr ocurre cuando el animal sufre de displasia de cadera en la mayoría de casos o en menor medida de una compresión en la columna a nivel lumbo-sacro, en algunas ocasiones el animal puede presentar las dos condiciones y se presentarán otras alteraciones además de correr saltando con las piernas.


Es importante que reconozcamos estos movimientos anormales para que las alteraciones que las originan sean detectadas a tiempo con la guía de nuestro médico veterinario y evitemos el desarrollo y progreso de la enfermedad degenerativa articular o de enfermedades neurológicas.

¡Ellos no se rinden, nosotros tampoco!


¿Qué es la hidroterapia en mascotas?